Saltar al contenido

Las 3 mejores cámaras digitales para principiantes

31 agosto, 2017
Cámaras digitales

Cuando se incursiona por primera vez en el mundo de las cámaras digitales,  lo ideal es contar con un equipo óptimo para realizar las prácticas de manera fácil y poco a poco ir adquiriendo la habilidad necesaria para lograr una buena toma.

Además, la calidad de una fotografía no depende de la cámara que se emplee para ello sino más bien del fotógrafo, que es quien le da un enfoque personal a la imagen para transmitir un determinado mensaje.

Ahora bien, hay diversas marcas de cámara con características particulares que se adaptan perfectamente a los fotógrafos principiantes por su practicidad de manejo; por lo cual es oportuno optar por cámaras réflex que ameritan facilidades de manipulación.

Cámaras digitales
Las mejores cámaras digitales

Las 3 opciones de cámaras digitales más prácticas.

  • Nikon D3400 un equipo pequeño y ligero con un sensor de 24.2 megapixeles que permite hacer tomas de calidad, permite un enfoque continuo para grabar videos. Además cuenta con bluetooth integrado para compartir las capturas en las redes sociales.
  • Canon EOS 750D dispone de enfoque automático, con un sensor de 24.2 megapixeles, pantalla táctil, se puede grabar videos y tiene acceso a conexiones wifi.
  • Sony A68 es una cámara de peso ligero, sensor de 24 megapixeles, enfoque automático, puede hacer una toma de ráfaga de 8 fotografías; ideal para los amantes de la fotografía a los que les gusta viajar con el equipo necesario para hacer toma espontánea.

Algunos consejos para fotógrafos principiantes

Es necesario tomarse un tiempo para evaluar la toma que se quiere lograr y en base a ello realizar los ajustes necesarios para obtener un resultado favorable con una fotografía que contenga un óptimo nivel de iluminación.

Además, se debe seleccionar el valor ISO para obtener una captura impecable con ausencia de ruido fotográfico, para ello es necesario disponer de un valor mínimo.

También, es preciso considerar el formato si es RAW o JPEG y en función de ello elegir una temperatura de color idónea para obtener un equilibrio que permita apreciar la esencia de la imagen.

Entonces, si se opta por el formato RAW al disparar se podrá ajustar los parámetros necesarios después de la toma.

No obstante, cuando se elige el formato JPEG la cámara toma en cuenta la configuración que se realizó en cuanto al color, saturación, contraste, entre otras características; por lo cual es necesario activar la opción de máxima calidad.